15 indígenas de la comunidad de San Jerónimo Palantla han muerto de 2015 a la fecha, por conflicto con policía comunitaria en Chilapa, Guerrero.

Bernardo Torres

Chilpancingo, Guerrero.- Al menos 15 indígenas de la comunidad de San Jerónimo Palantla han muerto de 2015 a la fecha, a raíz de un conflicto que mantienen con una Policía Comunitaria, en el municipio de Chilapa, Guerrero, denunció el dirigente del Frente de Defensa Popular y Frente Popular Francisco Villa (FDP-FPFV), Rodolfo Colorado Ahuixteco.Responsabilizó a la Policía Comunitaria de los Pueblos Fundadores de Rincón de Chautla de la ultima agresión armada que dejó una mujer Indígena muerta y una herida la tarde de este jueves en Chilapa.Relató que el ataque se registró alrededor de las 03:00 de la tarde cuando se dirigían a la comunidad de San Jerónimo Palantla, dejando el saldo de una mujer privada de la vida y una herida, a quien los agresores dieron por muerta.Reprochó a la Fiscalía General del Estado, no ejecutar las 64 órdenes de aprehensión que existen en contra de pobladores de la comunidad de Rincón de Chautla, con quienes sostienen un conflicto desde hace varios años, y a quienes responsabilizan de este nuevo ataque.”¿Qué quiere el gobierno?, ¿que haya más muertos? Al Gobierno Federal que ha mandado la Guardia Nacional a esta zona, desafortunadamente no ha llevado ventajas, desde la masacre del 2015, sólo uno ha sido detenido”, indicó el dirigente.La mujer asesinada, abundó,  había acudido a declarar al Juzgado en Chilapa, donde había exigido que dicha persona detenida no quede en libertad, pues es uno de los responsables de la masacre del 08 de febrero de 2015, donde también su esposo perdiera la vida.Por lo tanto insistió, en que los responsables de este nuevo atentado, son miembros de la Policía Comunitaria de los Pueblos Fundadores que tienen su sede en Rincón de Chautla, desde donde dice, hostigan a los pueblos a “punta de pistola”.”Cómo es posible tomar la bandera de policía comunitaria siendo criminal, siendo un asesino, aquí pedimos justicia, y que esas órdenes de aprehensión que tiene congeladas tiene que liberarlas, tienen que ser detenidos esos criminales, porque no queremos como pueblo, levantarnos en armas como ellos lo están haciendo” señaló. Rodolfo Colorado, expuso que su exigencia es solo justicia, que sean las leyes quienes juzguen y determinen quienes son los culpables, ya que un nuevo levantamiento en armas pondría en riesgo a sus familias, sus mujeres y sus hijos, siendo que hay órdenes de aprehensión escondidas debajo el escritorio con lo que pondrían fin al problema.Pidió también la intervención de la Fiscalía General de la República (FGR) para poner fin a este conflicto, y para que se castigue a los responsables de las 14 muertes que ha dejado la confrontación de 2015 a la fecha, quienes tienen nombre y apellido y siguen libres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *