Golpe al Cártel de Sinaloa: ejecutaron a “El Güero Chompas”, el lugarteniente que se salvó dos veces de la justicia mexicana.

Desprevenidos y fuera de guardia, dos hombres fueron asesinados afuera del estacionamiento de la Plaza Mundo Divertido, en Tijuana, Baja California.

De manera extraoficial, se dijo que uno de los occisos era el líder del Cártel de Sinaloa, José Luis Mendoza, alias “El Güero Chompas”, quien perdió la vida a bordo de una camioneta Honda Odyssey, color gris.

Sobre la otra víctima aún se desconoce su identidad; sin embargo, fue señalado como presunto escolta del narcotraficante.

Los hechos sucedieron aproximadamente a las 18:30 horas, cuando un grupo armado que viajaba en una camioneta Murano, ultimaron a balazos a “El Güero Chompas” y su acompañante.

José Luis Mendoza, “El Güero Chompas” fue detenido en 2011 por agentes de la Policía Estatal Preventiva, en Tijuana, por su posible vinculo con distintos homicidios en la zona.

El sicario fue capturado cuando viajaba a bordo de un vehículo con reporte de robo. Pero, un año después un juez ordenó su liberación por falta de elementos para procesarlo.

José Luis Mendoza fue identificado por las corporaciones de seguridad como primo de Raydel Mendoza Uriarte, alias”El Muletas”, para quien trabajó en la seguridad del Cártel de Sinaloa en Tijuana.

Tras la captura de “El Muletas” en 2011, el hermano de éste, Javier Mendoza Uriarte “El Chapito” y “El Güero Chompas” tomaron la plaza del Cártel de Sinaloa en la zona este de Tijuana, donde continuaron con la venta de droga.

De este modo, emprendieron una guerra contra células rivales como el Cártel Arellano Félix y el Cártel de Jalisco Nueva Generación que pretende tomar el control de la ciudad.

En 2014, elementos del Ejército y la Policía Federal recapturaron a José Luis Mendoza, en posesión de dos armas largas, una submetralladora y un rifle AR-15.

La historia se repitió en 2017, cuando nuevamente quedó en libertad, pese a ser acusado de multihomicidios en Tijuana.

Su liberación provocó una cacería en su contra, y en diversos puntos de la ciudad fueron encontradas narcomantas que advertían que distintos funcionarios de seguridad lo habían protegido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *