Bernardo Torres
Chilpancingo, Guerrero.- La Secretaría de Educación Guerrero (SEG) no paga los seguros de vida a trabajadores fallecidos, y tampoco los seguros médicos o institucionales, denunciaron maestros este miércoles.
En conferencia de prensa, el maestro jubilado, Mariano González Hernández, denunció que hace cuatro años que se jubiló por enfermedad, y desde entonces no les han podido pagar su seguro institucional por lo que ha tenido que costear los gastos de sus padecimientos.
El docente jubilado se retiró presentar retinopatía diabética proliferativa, padecimiento renal crónico, diabetes mellitus, hipertensión, problemas en el pulmón, en el oído, y requiere de hemodiálisis semanales, que tiene que pagar por su cuenta.
Señaló que sus gastos mensuales ascienden a unos 25 mil pesos, entre medicamentos, citas médicas, alimentación especial, para lo cual ha tenido que endeudarse «mis deudas ya son más de lo que me van a dar por el seguro», dice.
En las diferentes dependencias, dijo, sólo le han dado largas, y el último funcionario con quien tuvo comunicación fue el subsecretario de Finanzas de la SEG, Jaime Ramírez Solis, quien lo mandó con el Ingeniero Javier Valdés, quien se comprometió a pagar en 20 días, pero hasta ahora no se ha concretado.
Las autoridades le han puesto como pretexto la parálisis por la pandemia del Covid-19, y le ofrecieron un préstamo hasta en tanto se normalizan los trámites, pero al acudir sólo le dieron 500 pesos «como si fuera a pedir limosna».
El maestro González Hernández, expuso que a raíz de esta lucha está totalmente endeudado, pidiendo dinero prestado para realizarse estudios, una operación de la vista, así como traslados a la Ciudad de México, Acapulco y Cuernavaca.
En esta denuncia acompañado por su familar, Carmelo Hernández Bautista, quien dijo que este no es el único caso, pues más de 100 trabajadores fallecidos a cuyos familiares les deben todavía el seguro de vida.
Hicieron un llamado al Gobierno Federal, y a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) a que atiendan esta situación, pues en complicidad entre la SEG y la aseguradora MAPFRE están atentando contra los trabajadores de la educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *