Normalistas protestan en Cuidad Judicial y saquean de empresas en la autopista del Sol.


Bernardo Torres


Integrantes de la Federación de Estudiantes Campesinos y Socialistas de México (FECSM) que acompañaron en esta jornada a los Padres y Madres de los 43, protestaron en la Ciudad Judicial de Chilpancingo y se llevaron retenidos trailers y camiones repartidores de productos de empresas trasnacionales.
El contingente de alrededor de mil personas, entre padres y madres de los 43, así como representantes de las Normales Rurales del País integradas a la Federación de Estudiantes Campesinos y Socialistas de México (FECSM), arribaron a la Ciudad Judicial ubicada al sur de Chilpancingo pasadas las 10:00 de la mañana donde realizaron un mitin.
En cada intervención, los padres de los jóvenes, reiteraron que a pesar de que han pasado casi cinco años en ningún momento han pensado en abandonar el movimiento, de lo contrario cada vez se convencen más que será a través de la lucha como se dará con el paradero de sus hijos.
Se mantienen en la postura de que se profundicen las investigaciones en contra del ex procurador de Justicia, Jesús Murillo Karam, y el ex titular de la Agencia de Investigación Criminal, Tomás Cerón de Lucio, los responsables del invento que denominaron “verdad histórica” y que sólo fue un distractor para no buscar a los 43.
Exigen a la Federación se ejerza acción penal contra la ex titular del Poder Judicial en Guerrero, Lambertina Galeana Marín, y demás personal responsable de presuntamente haber perdido los videos captados por las cámaras de seguridad del Palacio de Justicia de Iguala, frente a las cuales fueron levantados los estudiantes normalistas.
La señora Joaquina García, madre de Martin Getsemany Sánchez García, uno de los estudiantes desaparecidos, dijo que había esperanza con el nuevo Gobierno Federal de llegar a la verdad, sin embargo todo avanza lento, que tan sólo para nombrar al Fiscal Especial se llevó más de seis meses.
Concepción Tlatempa, madre de Jesús Jovany Rodriguez Tlatempa, dijo que si bien es cierto que han pasado cinco años de la desaparición de sus hijos no van a bajar la guardia, y reprochó que a casi un año de este gobierno,  apenas se hizo el anuncio de reiniciar las investigaciones.
Por su parte, don Bernabé Abrajan, padre de Adán Abrajan de la Cruz, envió un mensaje a los responsables de la desaparición de sus hijos; “pensaron que por ser pobres no íbamos a buscar a nuestros hijos, pero todavía no saben de lo que somos capaces”.
El mítin duró cerca de una hora, y de Ciudad Judicial se dirigieron a la Autopista del Sol y se plantaron en el punto conocido como “El Parador del Marqués”, donde retuvieron dos trailers y cuatro camiones repartidores de empresas trasnacionales, los cuales se llevaron a las instalaciones de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, ubicadas en la Ciudad de Tixtla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *