Dos víctimas de Covid han sido inhumados en este sitio de Guerrero

Bernardo Torres
Chilpancingo, Guerrero.- En los últimos meses el Cementerio Estatal Forense de Guerrero, incrementó su capacidad hasta cerca de mil gavetas para inhumar cadáveres de personas no identificadas, pero han empezado a depositar ahí a víctimas de Covid-19.
La construcción de este cementerio forense inició en 2016, como parte de los protocolos internacionales de la Cruz Roja, para dar una sepultura digna a los más de 400 cuerpos sin identificar que permanecían en instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) del Estado de Guerrero.
Ante la presión de colectivos de familiares de personas desaparecidas en las ciudades de Iguala principalmente después de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, de Acapulco, Chilapa y Chilpancingo, la Fiscalía General del Estado, recurrió a esta medida.
Con esto resolverían la saturación de los Semefos en la entidad, y tras realizarseles pruebas de ADN y una vez obtenida la cadena de custodia, con el apoyo del Equipo de Antropólogos Argentinos Forenses (EAAF), los cadáveres hallados en fosas clandestinas desde el año 2011, serían inhumados en dicha construcción.
De entonces a la fecha en este cementerio han sido depositados alrededor de 380 cuerpos, que esperan ser identificados, y la construcción de este cementerio se ha extendido hasta cerca de mil gavetas, que esperan unos 500 cuerpos que permenecen sin identificar en los semefos de Acapulco, Chilpancingo e Iguala.
En este Panteón también fueron depositados los 35 cadáveres hallados en un crematorio en el Puerto de Acapulco en 2015, los cuales ya no fueron reclamados por algún familiar.
Sin embargo, no se descarta que ante la emergencia sanitaria que se vive en el país por la pandemia del Covid-19 muchas de las víctimas que no puedan ser creadas terminen en este lugar, donde hay por lo menos 700 espacios disponibles.
En el Puerto de Acapulco, fueron abiertas alrededor de 300 fosas en el Panteón de «El Palmar», municipio que registra el nivel más alto de contagios y defunciones por Covid-19, sin embargo en Chilpancingo, tanto el Panteo Central como el Panteón Norte, no cuentan con espacios para sepulturas masivas.
Se tiene conocimiento, que en el Cementerio Estatal Forense ubicado en el Panteón Privado de «La Paz», ubicado en la parte alta del poniente de Chilpancingo, han sido inhumados al menos dos cuerpos, víctimas de Covid-19, y se espera que aquellos que no sean reclamados terminen en una de las gavetas.
Además, este Panteón privado, está habilitando al menos una veintena más de fosas, ante la posible demanda que pudiese haber en los siguientes días, toda vez que Guerrero se encuentra en la etapa más crítica de contagios, de acuerdo con las autoridades sanitarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *