El gobernador del estado mexicano Puebla, donde operan las alemanas Volkswagen y Audi, dijo el viernes que ha publicado un decreto estableciendo que no hay condiciones para reabrir industria automotriz el lunes en la entidad, como estaba previsto.

“Hoy he firmado un decreto en el que se determina que no hay condiciones para el regreso de las actividades de las industrias automotriz y la construcción a fin de mantener el confinamiento y medidas para evitar más contagios de #COVID19″, dijo el gobernador Miguel Barbosa en la cuenta de Twitter de la administración local.

El gobierno de Puebla impidió a finales de mayo la reapertura del sector automotor, pese a tener luz verde del gobierno federal por ser considerado esencial, y esta semana dijo que podrá reactivarse desde el 15 de junio, cuando se regirán por un sistema de semáforo que inicia el lunes en el resto del país.

Puebla alberga automotrices como Volkswagen y Audi y fabricantes de partes como Rassini , Thyssenkrupp y Benteler.

El pasado 1 de junio, el gobierno poblano indicó que la producción automotriz podía reanudar actividades de forma escalonada, pero con este nuevo decreto se retrasaría nuevamente.

“No voy a ser omiso, voy a decir que no hay condiciones para el regreso de la industria automotriz y de la construcción, dijo Barbosa a prensa local ayer 11 de junio.

La Industria Nacional de Autopartes (INA) dijo que ahí se ubica “gran parte” de las empresas que proveen a la cadena de América del Norte, donde aseguran no puede fabricarse un vehículo sin piezas mexicanas.

El organismo advirtió que puede haber disrupciones en las cadenas de suministro si no reinician operaciones lo antes posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *